Seguidores

miércoles, 1 de junio de 2011

MANUEL TAPIA

AMANECER

Lentamente
los sollozos de la camanchaca
huyen
tras la perla nocturna
buscando néctar galáctico
entre la espuma arenosa.
Lentamente
comienzan a brotar
dedos
brazos
y mejillas de la tierra
de la pampa
con sus oficinas silenciosas
rodeadas de sal
olvido
y huesos.
Lentamente
la ampolleta explota
y se expande
por la piel
por los dedos
y las mejillas
de una niña
sin tiempo
generosa
y milenaria…
Explosión de la raíz del cosmos
hija morena de los ojos de la tierra.

1 comentario:

Emi. dijo...

Manuel Tapia, hermosas letras de nuestro suelo nortino, felicitaciones sinceras.
Un abrazo desde Temuco.
Emi.